• Julen Remesar

Cómo cumplir con la resolución 31 octubre de DGOJ

La resolución 31 octubre de la Dirección General de Ordenación del Juego, DGOJ, regula la identificación de los participantes en actividades de juego online, estableciendo los requisitos del registro en relación con su identificación y control de prohibiciones.

Esta nueva regulación es la respuesta de la administración a la experiencia adquirida desde la publicación de la resolución del 12 de julio aumentando las exigencias para el operador.

Esta resolución sobre la ley 13/2011 contempla dos procesos diferenciados para residentes y no residentes en los que el operador debe pedir al jugador sus datos de identidad y comprobarlos con el Sistema de Verificación de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). Si bien, esta comprobación es condición necesaria pero no suficiente para una correcta verificación del usuario.

Además de la verificación de los datos, el operador de juego tiene la obligación de pedir y registrar un documento de identidad del usuario con el objetivo de comprobar y verificar su identidad. Se trata de un proceso crítico para los operadores considerándolos responsables de una correcta validación de jugadores y dejando bajo su responsabilidad definir el proceso de validación documental y verificación de identidad.

Queda sujeto a la responsabilidad de cada uno de los operadores el definir dicha verificación, siendo mayoritariamente una de las siguientes dos opciones las elegidas:

· Proceso manual: los operarios de backoffice revisan documento a documento. Este sistema tiene sentido en operadores con poco volumen, pero queda penalizado por los largos tiempos de validación, la baja eficiencia y la falta de objetividad del sistema.

· Proceso automático: permite automatizar, objetivizar y supervisar el proceso. ALiCE Onboarding se presenta como uno de los punteros en seguridad y funcionalidad.